PUBLICIDAD

Nuestros Visitantes

Traductor de la pagina

martes, 4 de octubre de 2016

R. D. reporta 4 muertes por Matthew; huracán avanza hacia Cuba y Florida


República Dominicana, que comparte la isla La Española con Haití, donde el vórtice del huracán tocó tierra el martes por la mañana. Matthew sigue avanzando en dirección norte hacia Cuba y la costa atlántica de Florida.

La peligrosa tormenta de categoría 4 tocó tierra cerca del amanecer en la península sur de Haití, donde muchas personas viven junto a la costa en chozas de madera y metal corrugado que tienen pocas probabilidades de soportar los vientos máximos sostenidos de 230 kph (145 mph).

De acuerdo con el Centro Nacional de Huracanes de la NOAA, el muy peligroso huracán Matthew tocó tierra cerca de Les Anglais, Haití, alrededor de las 7:00 am.

"Si perdemos nuestras cosas no las recuperaremos", dijo Toussaint Laine, un desempleado que vive con su familia en una choza en Tabarre, un suburbio de Puerto Príncipe.


La agencia haitiana de protección civil reportó una muerte, la de un pescador que se ahogó en las aguas agitadas por la tormenta,, con lo que la cuenta de víctimas fatales de Matthew se elevó a al menos tres. Un hombre murió en Colombia y un adolescente en San Vicente y Granadinas a medida que la tormenta se desplazaba sobre el Caribe.

En Cuba, el gobierno declaró el alerta por huracanes en seis provincias orientales y se retiraron las luces de los postes en las calles en Santiago para evitar su caída.

Se esperaba el paso de Matthew, el huracán más fuerte desde Félix en 2007, que en un momento alcanzó la Categoría 5, unos 80 kilómetros al este de la Bahía de Guantánamo, asiento de la base naval estadounidense, que evacuó a 700 cónyuges e hijos del personal militar estacionado allí.

A las 0900 GMT, la tormenta se encontraba 55 kilómetros (35 millas) al sur de Tiburon, Haití y 270 kilómetros (165 millas) al sur del extremo oriental de Cuba. Se desplazaba hacia el norte a 15 kph (9 mph).

También se pronosticaban entre 38 y 50 centímetros (15-25 pulgadas) de lluvia, incluso 100 centímetros (40 pulgadas) en lugares aislados, junto con marejadas de hasta tres metros (10 pies), dijo el meteorólogo Dennis Feltgen, del Centro Nacional de Huracanes en Miami.

"Están recibiendo todo lo que un gran huracán puede arrojarles", dijo Feltgen.

La tormenta se desplazaba por el Paso de los Vientos entre Haití y Jamaica, que también padeció lluvias intensas e inundaciones. Se dirigía al sureste de Cuba y luego a las Bahamas.

El centro de huracanes emitió un aviso de huracán para el sur de Florida. La advertencia estaba en vigor para una zona que va de Deerfield Beach hasta la línea del condado de Volusia/Brevard.

Funcionarios haitianos dedicaron el lunes a tratar de convencer a los habitantes de viviendas precarias que aprovecharan los refugios. Algunos aceptaron el ofrecimiento, pero muchos lo rechazaron por temor a que les roben sus escasas posesiones.