PUBLICIDAD

Nuestros Visitantes

Traductor de la pagina

PUBLICIDAD PAGADA

viernes, 2 de diciembre de 2016

CELEBRA SU CUMPLEAÑOS 101 Y AUN COCINA, CUELA CAFÉ Y VA A LA IGLESIA



MONTE PLATA, R.D.-Pasar la barrera de los cien años de vida aun no es impedimento para que doña Josefa Reynoso, continúe haciendo labores del hogar como si los años no hubiesen pasado. Es que el sábado pasado la longeva dama celebró su cumpleaños número 101 y está tan fuerte, que todavía puede cocinar, colar café y va a la iglesia católica, ubicada a dos cuadras su hogar.

Lo anterior no es todo, lo más notable de Chiquita, como cariñosamente le dicen los de su entorno, es que tiene su mente totalmente lúcida y al ser preguntada si es verdad que aún cocina, responde sin titubear ´´claro, ¿qué quiere que te haga?, yo te hago hasta una arepa de maíz si la quiere´´ dijo.

También se le preguntó sobre su secreto para mantenerse fuerte por tantos años, a lo que recomienda trabajar y comer muchos víveres, como ñame, yautía, batata, tomar jugos y no comer mucha carne.



Pese a que junto a chiquita vive una de sus tres hijos, que está dispuesta hacerlo todo en la casa, la abuela insiste en ayudar y ´´hay que dejarla porque de lo contrario se molesta y entonces es peor y además así se mantiene en actividad, que quizás es parte de la clave de su fortaleza´´, comentó la profesora Victoria de los Santos, amiga y una de las principales promotoras de los agasajos que recibe Chiquita cada año.

La tradición
A partir de que Chiquita cumplió los 99 años, se ha convertido en una tradición celebrar su cumpleaños, para ello reúne sus 3 hijos, 9 nietos, 20 biznietos, su mejor amiga Victoria de los Santos, vecinos y miembros de la comunidad católica para compartir la llegada del 26 de noviembre.

Se reúnen en su vivienda de la calle Restauración de Monte Plata, donde lleva 64 años residiendo, luego de llegar procedente de la comunidad Plaza Cacique, donde nació el 26 de noviembre de 1915 y vivió los primeros 35 años de existencia.

Allí comparten historias, vivencias y anécdotas contadas por Chiquita, también disfrutan de brindis y el bizcocho que no puede faltar, que esta vez tenía el número 101, indicando que la doña ya pasa de cien y sigue tan campante, que hasta se animó a invitar para el próximo año, cuando cumplirá los 102, ´´si Dios quiere, porque ese es quien me mantiene viva´´, terminó diciendo.

Autor: FAUSTO H. MORENO